Cuentos para educar: “El juicio del rey Salomón”

Virgilio Postigo
11 min readMar 19, 2023
Juicio del rey Salomón (fuente Wikimedia Commons)

1) Introducción

Este escrito forma parte de una serie de artículos denominados Cuentos para educar donde presentaré cuentos clásicos adaptados a los niños para ofrecerles una historia divertida y con enseñanzas fáciles de entender. Cada uno de ellos puede utilizarse como material educativo para ayudar a los niños a desarrollar valores y lecciones importantes para la gestión de sus vidas. Puedes utilizarlos con los niños de la manera siguiente:

  • 1) Primero que lean el cuento que se incluye y que respondan una serie de preguntas relacionadas con el mismo, repasar las respuestas con ellos.
  • 2) A continuación, que hagan un resumen del cuento con sus propias palabras y sin tener el texto delante, revisar el resumen con ellos.
  • 3) Por último, contrastar con los niños las enseñanzas que han aprendido del texto. Se sugiere realizarles unas preguntas y explicarles después un resumen de las enseñanzas. También se propone aplicar las enseñanzas del cuento a un ejemplo de la vida diaria de los niños. En el caso de este cuento, la aplicación que te propongo es utilizarlo para desarrollar la sabiduría en los niños, que es uno de los aspectos más importantes para su desarrollo integral.

Otro posible uso de estos artículos sería utilizarlos para el fomento a la lectura, y también para el trabajo de la comprensión lectora de los textos, que es un aspecto que la mayoría de los niños tienen que mejorar.

2) Lectura del cuento “El juicio del rey Salomón”

Había una vez un rey llamado Salomón que dirigía un imperio que se extendía desde la frontera con Egipto hasta el río Éufrates, en Mesopotamia y que tenía su capital en la ciudad de Jerusalén. Solía recibir en su palacio a las personas de su pueblo que acudían a él en busca de consejo o justicia.

Un día, dos mujeres llegaron a su corte, cada una sosteniendo al mismo bebé en sus brazos. Ambas afirmaban ser la madre del niño. El rey Salomón se sentó en su trono y se dirigió a las mujeres.

— Explíquenme la situación — pidió.

— Nosotras compartimos una casa — dijo la primera mujer con tristeza — , yo fui la primera en tener un hijo varón, y dos días después, ella también dio a luz a un niño. Pero un día sucedió algo terrible, una noche mientras dormía esta mujer aplastó a su propio bebé por accidente, y ella, al descubrirlo, enloqueció, y decidió robarme mi hijo y poner su propio hijo muerto en su lugar. Cuando desperté y vi al niño muerto a mi lado, me di cuenta de que ese no era mi hijo.

La otra mujer, respondió, entre lamentos:

— ¡Mentira! este bebé es mío, lo he criado yo desde que nació y lo amo con todo mi corazón. ¡Ella está tratando de robármelo!

–¡No! ¡Es ella quien miente! ¡No escuchéis sus lamentos, porque son falsos! — decía la otra — . Me robó el bebé y ahora dice que es suyo. ¡Pero el suyo murió!

Las mujeres siguieron discutiendo durante un buen rato, intentando convencer al buen rey que cada una de ellas era la madre del bebé. Salomón se tomó un momento para pensar y dijo:

— Muy bien, no puedo saber quién es la verdadera madre por vuestras explicaciones, pero sé cómo podemos resolver esto.

Entonces, se volvió hacia un guardia y dijo:

— Tráeme una espada.

La sala se llenó de murmullos y las mujeres se miraron desconcertadas mientras el guardia traía una espada. Salomón se levantó de su trono y se acercó a las mujeres con la espada. Entonces la alzó con las dos manos y dijo con voz firme:

— Como no podemos saber quién de ustedes es la madre de este bebé, lo partiré en dos con esta espada y le daré la mitad del niño a cada una.

— ¡No, por favor, no hagáis eso! — suplicó una de las mujeres con lágrimas en los ojos — . dadle el bebé a ella, no le hagáis daño

La otra mujer, sin inmutarse por lo que estaba a punto de hacer el rey, se encogió de hombros y dijo:

— Está bien, haced lo que creáis justo.

El rey Salomón bajó la espada y dijo:

— Daré el bebé a su verdadera madre.

La sala se quedó en silencio mientras el rey explicaba cómo había descubierto cual era la verdadera madre. Salomón se dirigió a la mujer que estaba llorando por el bebé y le dijo:

— Tú eres la verdadera madre. Nunca permitirías que tu hijo sufriera daño, incluso si eso supone entregárselo a otra persona, mientras que esta otra mujer no es su madre ya que no le importa lo que le pase al niño.

Las dos mujeres salieron de la corte, y el bebé se quedó con su verdadera madre. Todos en la sala aplaudieron y el rey Salomón se sentó de nuevo en su trono, sonriendo satisfecho por haber resuelto el difícil problema de una manera justa.

Desde entonces, el rey Salomón fue conocido por su sabiduría y justicia, y la gente acudía a él en busca de consejo y resolución de conflictos.

3) Actividades que pueden hacer los niños con este cuento

3.1) Responder las siguientes preguntas relacionadas con el cuento

  • ¿Hasta dónde llegaban las fronteras y cuál era la capital del reino de Salomón?
  • ¿Quiénes llegaron ante el rey Salomón?
  • ¿Qué pedían estas mujeres al rey?
  • ¿Cómo decidió Salomón resolver la disputa entre ellas?
  • ¿Cuál fue la reacción de la verdadera madre cuando Salomón propuso cortar al bebé en dos?
  • ¿Por qué decidió Salomón entregar el bebé a la verdadera madre?
  • ¿Por qué se considera a Salomón un rey sabio y justo después de este juicio?

3.2) Después de haber respondido las preguntas anteriores, hacer un resumen del cuento

3.3) A continuación revisar con los niños la enseñanza que han aprendido del texto:

  • Por ejemplo, preguntándoles: ¿Qué enseñanza has aprendido de este cuento?
  • También pidiéndoles que os expliquen si han encontrado alguna situación similar a la del cuento y como la han afrontado
  • Revisar con ellos el resumen de las enseñanzas con la ayuda de las explicaciones de la sección 4 de este artículo.
  • Finalmente, proponerles aplicar las enseñanzas del cuento a un ejemplo de la vida diaria tal como se indica en la sección 4 de este artículo. En el caso de este cuento, la aplicación que te propongo es utilizarlo para desarrollar la sabiduría en los niños.

4) Enseñanzas y valores que se pueden aprender en este cuento

La historia del juicio del rey Salomón es una historia bíblica que puede ser utilizada para enseñar a los niños la importancia de la sabiduría y la justicia. Hay muchas enseñanzas y valores que los niños pueden aprender de ella. Aquí te presento algunos:

  • La importancia de cultivar la sabiduría: Salomón era un rey sabio y esta historia muestra cómo su sabiduría le permitió encontrar una solución justa y apropiada a un problema difícil.
  • La importancia de ser justos y equitativos: la historia del juicio del rey Salomón enseña a los niños la importancia de ser justos y equitativos en sus relaciones con los demás, especialmente cuando se trata de resolver disputas.
  • La importancia de la compasión y la empatía: Salomón mostró compasión y empatía hacia la madre que perdió a su bebé, al entender la importancia del vínculo entre madre e hijo. Eso le permitió ser capaz de administrar justicia en un caso tan difícil.
  • A veces, las mentiras pueden parecer verdades, y es difícil distinguir entre ellas: La mentira se disfraza muchas veces de verdad y su disfraz es tan perfecto, que es imposible de detectar a simple vista. Al rey Salomón al principio le era imposible detectar qué mujer mentía, tuvo que utilizar todo su ingenio y sabiduría para descubrir la verdad.
  • La envidia lo corrompe todo: La madre falsa estaba celosa y envidiosa de la madre verdadera, y prefería ver al bebé muerto antes que dejarlo ir. Esta es la definición más clara de la envidia, ese terrible sentimiento por el que alguien desea arrebatarle a otro algo o verle sufrir con tal de restarle así algo de felicidad. Las personas que envidian en el fondo son tan infelices que piensan que consiguiendo la infelicidad del otro se sentirán mejor. Y por supuesto, no lo consiguen.
  • La importancia del amor maternal: la historia destaca la importancia del amor y del vínculo materno entre madre e hijo. Una madre preferirá sacrificarse antes de ver sufrir a su hijo. El rey Salomón, después de pensar, se dio cuenta de que la única forma de descubrir quién era la verdadera madre, era hacerlas pasar a las dos por una dura prueba. Estaba convencido de que la madre verdadera rogaría clemencia y se sacrificaría antes de ver partir en dos a su hijo.
  • El poder requiere sabiduría: Salomón demostró que ser un buen líder requiere más que tener poder y autoridad. También se necesita sabiduría y rectitud, cualidades que ayudan a tomar decisiones justas y adecuadas para el bienestar de todos. Un líder poderoso sin sabiduría puede representar un gran peligro. Otro rey, tal vez hubiera decidido no darle el bebé a ninguna o bien directamente, matarle.

5) Ejemplo práctico: desarrollar la sabiduría en los niños

En el caso de este cuento, la aplicación que te propongo es utilizarlo para desarrollar la sabiduría en los niños, que es uno de los aspectos más importantes para su desarrollo integral. La sabiduría es una capacidad del ser humano, que le permite tomar decisiones justas y perfectamente equilibradas a partir del discernimiento entre la verdad y la falsedad, y entre lo bueno y lo malo. Cultivan la sabiduría aquellos que sienten amor por el conocimiento, se enfrentan a la realidad con una mente abierta sin prejuicios, aprenden de lo que les sucede, tienen un pensamiento creativo, se preguntan el porqué de las cosas, les gusta comunicarse con los demás, se ven a sí mismos desde una cierta distancia y poseen una visión general del mundo. Un ejemplo de personas que perseguían la sabiduría eran los filósofos estoicos, mi rama preferida de la filosofía ya que tiene una aplicación directa en nuestra vida.

Algunos consejos para ayudar a desarrollar la sabiduría en los niños podrían ser:

  • Enseñar la importancia de ver las cosas desde diferentes perspectivas: Es importante que los niños aprendan a ver las cosas teniendo en cuenta las diferentes partes o puntos de vista en vez de concentrarte en una visión parcial. Ayúdales a ver cómo otras personas pueden tener puntos de vista diferentes y cómo comprender estos puntos de vista puede ayudar a resolver conflictos. Sólo desde una visión general que tenga en cuenta los diferentes puntos de vista se tendrá una visión de los temas en su conjunto y se podrán tomar decisiones sabias.
  • Fomentar el pensamiento crítico: Ayuda a los niños a desarrollar la capacidad de pensar críticamente cuestionando lo que se les presenta. Pídeles que piensen en cómo pueden mejorar o cambiar algo en lugar de simplemente aceptarlo sin cuestionamiento. Anímales a escribir sus ideas, escribiendo se aprende más que simplemente leyendo, porque cuando tienes que escribir algo te estás poniendo a prueba a ti mismo para demostrar que entiendes lo que quieres transmitir mediante tus escritos.
  • Enseñar la importancia de aprender de los errores: Es importante que los niños aprendan que cometer errores es parte del aprendizaje y el crecimiento. Ayuda a los niños a ver sus errores como oportunidades de aprendizaje y a encontrar formas de hacer las cosas mejor la próxima vez.
  • Fomentar la creatividad y la curiosidad: Alentar a los niños a ser curiosos y creativos puede ayudarles a desarrollar nuevas ideas y soluciones a los problemas. Ayuda a los niños a explorar y experimentar con diferentes ideas y soluciones.
  • Enseñar la importancia de la paciencia y la perseverancia: Es importante que los niños aprendan a ser pacientes y perseverantes al enfrentar desafíos y obstáculos. Ayuda a los niños a desarrollar la capacidad de superar los obstáculos y a no darse por vencidos fácilmente.
  • Promover la empatía y la compasión: El juicio del rey Salomón fue posible porque él escuchó atentamente a ambas mujeres y fue capaz de determinar la verdad detrás de sus demandas. Los niños pueden aprender a ser empáticos y compasivos con los demás, lo que les permitirá resolver conflictos de manera pacífica y justa. Los niños pueden aprender a escuchar atentamente a los demás y a desarrollar habilidades de comunicación efectiva para resolver conflictos.
  • Enseñar a tomar decisiones justas: El rey Salomón tomó una decisión justa al decidir que el niño debía ser cortado en dos y cada mitad entregada a una de las mujeres. Esta decisión obligó a la verdadera madre a revelar la verdad y permitió que el niño fuera entregado a su madre biológica. Los niños pueden aprender a tomar decisiones justas al evaluar cuidadosamente las situaciones y considerar las consecuencias de sus acciones.
  • Enseñar a tomar responsabilidad por las propias acciones: Los niños deben aprender que sus acciones tienen consecuencias y que deben asumir la responsabilidad por ellas. Esto les ayudará a desarrollar la madurez, la autodisciplina y a ser más sabios en la toma de decisiones.
  • Inculcar la importancia de la verdad: La verdad fue el factor clave en el juicio del rey Salomón. Los niños pueden aprender a decir la verdad y a reconocer que la mentira puede complicar una situación y hacer que sea difícil encontrar una solución justa. Puedes enseñarles a filtrar los mensajes estereotipados o sesgados que reciben de la sociedad en general y de los medios de comunicación en particular y que procuren formar sus propias opiniones. Deberás seleccionar medios confiables con los que accedan a la información. Si encontráis información falsa podéis denunciarla para beneficiar a nuestros semejantes.
  • Fomentar la resolución de problemas: Alentando a los niños a resolver problemas de forma independiente, se les enseña a ser más independientes y seguros de sí mismos. Esto también les ayuda a ser más creativos y a buscar soluciones innovadoras. Cuando se enfrenten a un problema enséñales a tener la mente abierta para encontrar soluciones no convencionales.
  • Promover el aprendizaje continuo: La sabiduría es un proceso continuo que requiere un aprendizaje constante. Anima a los niños a seguir aprendiendo a lo largo de su vida y a valorar el conocimiento como un recurso invaluable. Podéis elaborar una lista de temas que les interesen y dedicar tiempo con ellos a que cultiven dichos temas: aprender inglés, aprender programación de ordenadores, apuntarse en un curso de escritura, etc. Si les apasiona un tema concreto podéis compartir conocimientos con los demás: apuntarse en asociaciones culturales, etc.

6) Origen de este cuento

Este cuento es una adaptación de “El juicio del Rey Salomón”, una historia bíblica que se encuentra en el Antiguo Testamento, en el libro de 1 Reyes, capítulo 3, versículos 16–28. La historia cuenta cómo el rey Salomón fue llamado a resolver un conflicto entre dos mujeres que reclamaban ser la madre de un niño. Salomón pidió que trajeran una espada y ordenó que el bebé fuera cortado en dos, de modo que cada mujer pudiera tener la mitad. Una de las mujeres, al escuchar esto, aceptó la decisión del rey, mientras que la otra pidió que le dieran el niño a la otra mujer para salvar su vida. Salomón entendió que la verdadera madre era la que había pedido que el niño fuera entregado a la otra mujer para salvarlo, y otorgó la custodia del bebé a esa mujer. El juicio del Rey Salomón se ha convertido en un ejemplo clásico de sabiduría y justicia, y ha sido utilizado en la cultura popular como una metáfora para la toma de decisiones justas y sabias.

— — — — — — — — — — — — —

© Virgilio Postigo Cubo. 2023.

Puedes leer éste y otros artículos míos en Virgilio Postigo — Medium. Si quieres recibir un correo informando de publicaciones nuevas que realice puedes suscribirte en la siguiente página: Get an email whenever Virgilio Postigo publishes. (medium.com)

También puedes acceder a material didáctico gratuito para niños de mi libro “Nico, el pequeño detective” en el siguiente enlace. Nico es un niño que para ayudar a los demás se hace detective, y buscando casos que resolver se embarca en todo tipo de aventuras.

--

--

Virgilio Postigo

Telecommunications Engineer based in Madrid, Spain. Interested in technology, writing, education, psychology, health, environment, and improvement of society.